Atención social

Servicio personalizado y gratuito dirigido a los socios en el que su trabajador social de referencia les ayuda a paliar algunas de las dificultades que se encuentran a través del apoyo emocional, búsqueda de alternativas y asesoría en diferentes ámbitos: social, sanitario, jurídico, familiar, ocio, vivienda, educación, ayudas técnicas, reconocimiento de discapacidad, Ley de Dependencia, centros especializados.

Entre las acciones realizadas, destacan:

  • Seguimiento telefónico al socio, para conocer y solventar, en la medida de sus posibilidades, sus necesidades y problemas.
  • Ejecución de planes de intervención personalizado, valorando y estudiando cada caso, en el centro de la Asociación Parkinson Madrid y a domicilio.
  • Realización de informes sociales.
  • Gestión directa de la solicitud de la Ley de Dependencia.
  • Orientación y derivación jurídica con cita previa, donde se asesora sobre temas de incapacidad laboral y legal, herencias, divorcios, testamentos, procesos judiciales… Colabora la abogada Begoña Tejado, además del apoyo del servicio jurídico de la Comunidad de Madrid.

Los 10 recursos más solicitados por los socios son:

  1. Apoyo emocional y orientación sociosanitaria, tanto individual como familiar.
  2. Reconocimiento del certificado de Discapacidad.
  3. Reconocimiento de la situación de la dependencia.
  4. Valoraciones sociales y terapéuticas.
  5. Información sobre terapias de fisioterapia y logopedia en el centro de rehabilitación.
  6. Valoración de neuropsicología y psicoterapia.
  7. Talleres sanitarios y terapéuticos, cursos de formación y grupos de ayuda mutua.
  8. Servicio de ayuda a domicilio de atención personal y del hogar, junto con el servicio de teleasistencia.
  9. Actividades de ocio y tiempo libre.
  10. Ayudas económicas para favorecer la autonomía personal, eliminar barreras arquitectónicas, subvencionar tratamientos terapéuticos, desplazamientos en taxi, subsidios, pensiones no contributivas, rentas mínimas… También se buscan apoyos en centros de día, residencias, hospitalización a domicilio o cuidados paliativos, entre otros.

Por 10 euros, una familia podrá acudir a un taller específico sanitario, de fisioterapia o de logopedia para aprender a enfrentarse a la enfermedad.