Te informamos

Madrid contará con el primer protocolo sanitario específico para personas con párkinson

  • El documento pretende facilitar el diagnóstico temprano, crear nuevas vías de manejo y derivación para los pacientes con párkinson y establecer criterios de acceso a los cuidados paliativos
  • En Madrid, hay 11.000 casos de personas con párkinson, y se calcula que la media del diagnóstico está entre los 18 meses y varios años
Madrid, 10 de abril de 2013. Coincidiendo con el Día Mundial del Párkinson (11 de abril), se acaba de presentar en Madrid el primer protocolo de manejo y derivación de pacientes con enfermedad de Parkinson de una Comunidad Autónoma de la mano del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, el presidente de la Asociación Madrileña de Neurología, Antonio Gil y el presidente de la Asociación Parkinson Madrid, José Luis Molero. El proyecto, que comenzó a gestarse hace cuatro años a propuesta de la Asociación Parkinson Madrid, pretende que todos los afectados de párkinson sean tratados de igual forma, independientemente del lugar en el que residan dentro de la Comunidad de Madrid. Los objetivos son facilitar el diagnóstico en las etapas iniciales, crear nuevas vías de manejo y derivación para los pacientes con párkinson y establecer criterios de acceso a los cuidados paliativos durante las fases más avanzadas de la enfermedad. En su elaboración han participado un gran número profesionales procedentes de la neurología, geriatría, psiquiatría, medicina interna, psicología clínica, médicos de familia, enfermería y cuidados paliativos, además de pacientes y cuidadores. Se trata de una guía dirigida a profesionales sanitarios de Atención Primaria en la que se propondrán algunas pautas sobre cómo tratar y evaluar a un afectado de párkinson, cuyos casos se elevan a 11.000 en la Comunidad de Madrid y 150.000 en España. Además, tendrá un vínculo directo con los servicios de Trastornos del Movimiento y Neurología de los hospitales públicos para consultar situaciones clínicas y agilizar los trámites en caso de urgencia. Por otra parte, se ha reconocido la eficacia del apoyo psicoterapéutico y tratamiento físico-rehabilitador y se propone la recomendación de las asociaciones de pacientes “para mejorar la calidad  de vida y acceder a servicios beneficiosos”, según el protocolo. Otro de los logros es que los cuidados paliativos se conviertan en un recurso para los afectados de párkinson en las últimas etapas de la enfermedad, en los casos en los que no se responda a la medicación, existan caídas, disfagia y no puedan realizar las actividades de la vida diaria. “En este sentido, no solo se tendrá en cuenta el aspecto clínico, sino también la dependencia y dignidad del paciente, aliviando así el duro trabajo de cuidadores y familiares”, explica el presidente de la Asociación Madrileña de Neurología, Antonio Gil. El presidente de la Asociación Parkinson Madrid, José Luis Molero, cree que el protocolo “es un avance muy importante si los profesionales de Atención Primaria reciben formación específica sobre la enfermedad y se comprometen a seguir el manual propuesto, por lo que confiamos en su responsabilidad”. Actualmente, el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson tiene un tiempo medio entre 18 meses y varios años. Además, considera que aún queda mucho por hacer: “Necesitamos que se protocolicen los procedimientos para acceder con los mismos derechos y garantías a cualquier tratamiento específico de párkinson, que se definan nueva vías clínicas para tratar a los afectados más avanzados y que se reorganicen los recursos en las unidades de trastornos del movimiento”. ¿Qué es la Asociación Parkinson Madrid? Es una entidad sin ánimo de lucro, declarada de Utilidad Pública por el Ministerio del Interior, cuyo objetivo principal es desarrollar servicios y acciones de calidad que mejoren la calidad de vida de las personas afectadas de párkinson y sus familiares. Para ello, dispone de dos centros de rehabilitación en los que se ofrece un tratamiento personalizado basado en la atención psicológica especializada, las terapias de rehabilitación (fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional, musicoterapia, masoterapia, hidroterapia), la estimulación cognitiva, la orientación socio-sanitaria, la organización de grupos de ayuda mutua y las actividades de ocio. Actualmente imparte cerca de 27.500 terapias anuales, tanto en sus centros como a domicilio, y cuenta con más de 1.700 socios.
Compartir

Por 10 euros, una familia podrá acudir a un taller específico sanitario, de fisioterapia o de logopedia para aprender a enfrentarse a la enfermedad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle la navegación por nuestra página web y analizar su navegación con fines estadísticos. Si está de acuerdo haz click en el botón ACEPTAR. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso, puede obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies