Te informamos

Éxito de una terapia genética que mejora los síntomas del párkinson

Un ensayo clínico demuestra que podría ser una alternativa a la estimulación cerebral
La llamada cirugía del párkinson, que consiste en implantar unos electrodos en el cerebro para controlar los síntomas de la enfermedad, podría tener una alternativa segura. Un tratamiento experimental con terapia génica ha conseguido «una mejoría significativa de los síntomas» en 22 pacientes tratados, frente a otros 23 que recibieron un tratamiento placebo. Los resultados del ensayo clínico realizado en siete hospitales estadounidenses muestran, entre otros avances, una mejoría del temblor, de la marcha, del equilibrio y la postura, menor lentitud de movimientos y una reducción de los periodos de congelación en los que algunos pacientes son incapaces de moverse. Mejoraron los síntomas motores y no hubo graves efectos secundarios. Estos buenos resultados se detallan en «Lancet Neurology». El tratamiento consiste en introducir directamente en el cerebro un gen que estimula la producción de un neurotransmisor —GABA— que falla en estos pacientes. La pérdida genera un exceso de actividad en el cerebro que altera la motricidad. Con la terapia génica se busca calmar esa actividad y devolver al cerebro el control motor. El tratamiento se introduce a través de una fina cánula del calibre de un cabello, tras hacer un pequeño orificio en el cráneo. Todo el proceso se hace con anestesia local y los pacientes reciben el alta a las 48 horas. Los resultados son muy prometedores, pero la duda ahora es saber cuánto tiempo durará el efecto de la terapia génica y si será necesario repetir el procedimiento. «En estos momentos no lo sabemos y la única forma de averiguarlo es vigilar a nuestros pacientes», explicó Andrew Felgin, uno de los investigadores que ha participado en el estudio. También es pronto para saber si funcionará en personas con un diagnóstico reciente y la enfermedad menos avanzada. Rosa Luquin, neuróloga de la Clínica de la Universidad de Navarra, también es cauta. «Los resultados son prometedores. No ha habido graves reacciones, pero con tan pocos pacientes tratados aún es pronto para aventurar si superará los resultados de la estimulación con electrodos. Si lo hace sería una opción menos agresiva». Fuente: ABC.es
Compartir

Por 10 euros, una familia podrá acudir a un taller específico sanitario, de fisioterapia o de logopedia para aprender a enfrentarse a la enfermedad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle la navegación por nuestra página web y analizar su navegación con fines estadísticos. Si está de acuerdo haz click en el botón ACEPTAR. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso, puede obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies